Macarena, la capitana.

Cuando tenía 8 años, Macarena no sabía que iba a jugar al hockey. Un día fue a probar a un club porque iban sus amigas. Sus amigas dejaron y ella siguió. A los 17, la llamaron al seleccionado juvenil, pero en los mejores años de Las Leonas no tuvo la continuidad que esperaba. Siguió jugando en Mendoza, su ciudad, y a los 32, estuvo por dejar el hockey.

Al poco tiempo volvió a la selección y a los 36 heredó la cinta de capitana de Luciana Aymar. Cuando Mercantil Andina nos pidió que los ayudemos a contar lo que significa ser incondicional, supimos desde un principio lo que querían decir. Con ustedes, Macarena Rodriguez en este mini biopic dirigido por Jorge Gaggero.