Ganas de visitar Latinoamérica

Si querés invitar a un extranjero a conocer Latinoamérica, podés comenzar hablando sobre las bellezas naturales, las grandes extensiones de tierra diversa, podés invitarlo a Río, o a la Europa Latinoamericana, podés tentarlo con el vino, con la comida mexicana, con un buen asado al asador en algún campo de la Patagonia, podés hablarle del orden chileno, de la juventud, de la vida, de las frutas que crecen de los árboles y quizás hasta se imagine que es Simba, Pumba y Timón experimentando el hakuna-matata en el paraíso terrenal.

Pero si lo querés invitar a una empresa que se dedica a investigar el mercado digital para que venga a invertir en la región, más que lugares turísticos y ricos platos, tenés que hablarle en el idioma de los negocios, tenés que contarle todas las características que existen acá para que vean una oportunidad más que interesante, tenés que mostrarle qué hacemos, cómo somos y cuál es el uso que hacemos de las redes.

Desarrollamos este relato, animado con Naranja y Canela, como una presentación privada entre un grupo de empresarios para romper el hielo de las negociaciones.